Elija el sistema SCM adecuado con estos consejos útiles


Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de determinar el sistema de gestión de la cadena de suministro para su empresa. Debe decidir qué tipo de software necesita y si prefiere un sistema basado en nube o no. Puede ser difícil determinar la correcta, pero este artículo útil indicará algunas características importantes que debería tener en cuenta a la hora de decidir su sistema.

¿Qué es la gestión de la cadena de suministro?

Un sistema de gestión de la cadena de suministro (SCM) es una herramienta operativa y de planificación estratégica que se utiliza para gestionar el flujo de productos y materiales a través de una organización. Los sistemas SCM ayudan a las empresas a minimizar las interrupciones en su producción, minimizar los residuos y mejorar el servicio al cliente.

Lee también:

  1. ¿Qué película de Marlon Brando fue prohibida en Italia?
  2. Cómo se llama mar en francés

Beneficios del sistema de gestión de la cadena de suministro

Hay muchas ventajas de utilizar un sistema de gestión de la cadena de suministro (SCMS) en las empresas. Un SCMS puede ayudar a las empresas a mejorar la eficiencia y eficacia de sus operaciones, crear transparencia y comunicación dentro de la cadena de suministro y mejorar el servicio general al cliente. Éstas son algunas de las ventajas más notables de utilizar un SCMS:

  1. Mejora de la eficiencia y eficacia de las operaciones: Un SCMS puede ayudar a las empresas a racionalizar sus operaciones proporcionando una plataforma única para manejar todos los aspectos de la cadena de suministro, desde la compra hasta la entrega. Esto puede reducir el tiempo necesario para completar las tareas y mejorar la eficiencia general.
  2. Mejora de la transparencia y la comunicación dentro de la cadena de suministro: Un SCMS puede ayudar a las empresas a garantizar la transparencia y la comunicación dentro de su cadena de suministro mediante el seguimiento de información tales como los niveles de inventario, envíos y calidad del producto. Esto puede ayudar a garantizar que todas las partes implicadas en la cadena de suministro sean conscientes de las condiciones actuales y problemas potenciales.
  3. Atención al cliente mejorada: Un SCMS puede ayudar a las empresas a mejorar su servicio al cliente proporcionando información de seguimiento de productos críticos y manteniendo la información de contacto de sus proveedores. Esto puede ayudar a garantizar que los clientes reciban los productos de forma oportuna y que los proveedores respondan a las quejas o problemas.
  4. Aumento de la competitividad: Un SCMS puede ayudar a las empresas a mejorar la productividad asegurándose de que los empleados tengan toda la información necesaria a su alcance. Esto incluye la asistencia de los empleados y niveles de productividad, así como información detallada de envío de los productos.
  5. Productividad mejorada: Un SCMS puede ayudar a las empresas a mejorar la productividad proporcionando horarios de entrega precisos a las partes relevantes de la cadena de suministro. Esto ayuda a garantizar que los bienes se entregan a tiempo, garantizando el buen flujo de los proyectos de producción o investigación en toda una empresa.
  6. Costes reducidos: Un SCMS puede ayudar a las empresas a reducir costes reduciendo los errores en el proceso de suministro de bienes y servicios a clientes y clientes, así como reduciendo las pérdidas por envíos perdidos.
  7. Gastos generales reducidos: Un SCMS permite a las empresas reducir los costes asociados a procesos ineficientes, permitiéndoles realizar un seguimiento con mayor precisión de dónde se encuentran las mercancías.
GUÍA RELACIONADA  Los nuevos auriculares de Klipsch le permiten controlar el teléfono con gestos en la cabeza

Cómo elegir un sistema de gestión de la cadena de suministro

Los sistemas de gestión de la cadena de suministro (SCMS) desempeñan un papel fundamental para garantizar el flujo eficiente de mercancías a través de un negocio. Sin embargo, elegir el SCMS adecuado puede ser un reto. Para ayudarle a elegir el sistema que mejor se adapte a sus necesidades, hemos recopilado algunos consejos.

Defina sus objetivos. Antes de poder elegir un SCMS, primero debe definir sus objetivos. ¿Qué quieres que haga el sistema por ti? ¿Necesitas gestionar pedidos y envíos, realizar un seguimiento de los niveles de inventario o supervisar el rendimiento de los proveedores? Una vez que sepas qué necesitas para hacer el sistema, puedes seleccionar mejor las funciones y capacidades que sean más importantes para ti.

Tenga en cuenta el tamaño y la complejidad de su organización. No todos los SCMS son adecuados para todas las organizaciones. El sistema debe ajustarse tanto a los requisitos de tamaño como de complejidad. Por ejemplo, es posible que una pequeña empresa no necesite tantas funciones como una mayor empresa con varias divisiones. Además, tenga en cuenta la rapidez con la que necesita poder utilizar el sistema y cuántas personas lo utilizarán.

Evalúe sus capacidades actuales de gestión de la cadena de suministro. ¿Tiene algún sistema existente que se pueda utilizar como base para un nuevo SCMS? Si es así, haga un balance de lo que hay disponible y de qué capacidades adicionales se necesitan.

Determine los tipos de datos que necesita realizar el seguimiento en el sistema y con qué frecuencia querrá actualizarlos.

GUÍA RELACIONADA  5 cosas que no sabías sobre el desarrollo de aplicaciones

Cree una lista de los principales procesos de negocio que realiza su organización que debería gestionar el nuevo SCMS. Luego viene la comparación de los sistemas SCM entre ellos. Identifique los sistemas que satisfacen sus necesidades y tengan las características que busca.

Lee también:

  1. Los Juegos Olímpicos de invierno son más tranquilos y más espantosos.
  2. Por qué las facturas se quedan en el vestuario durante el himno

Tipo de sistemas de gestión de la cadena de suministro

Los sistemas de gestión de la cadena de suministro pueden dividirse en dos tipos principales: lineales y distribuidos. Los sistemas lineales de gestión de la cadena de suministro son los que se utilizan habitualmente en su fabricación y tienen una estructura centralizada. Dependen de una única fuente de información para gestionar toda la cadena de suministro. Los sistemas de gestión de la cadena de suministro distribuidos, por su parte, tienen una estructura más descentralizada y utilizan múltiples fuentes de información para gestionar la cadena de suministro.

La gestión de la cadena de suministro (SCM) es parte esencial de cualquier negocio. Asegura que los productos se entregan a tiempo, en las cantidades adecuadas y al coste adecuado. Siguiendo estos consejos, puede elegir el sistema SCM adecuado para su empresa.

Deja un comentario