Puedes tomar el sato después del instituto


Tener una puntuación SAT alta le puede ayudar a diferenciarse de otros solicitantes y mejorar sus posibilidades de entrar en la universidad. Además de aprender sobre tus talentos y limitaciones académicas, el SAT puede ayudarte a descubrir una nueva ruta profesional.

Algunos graduados de secundaria pueden preguntarse si pueden cursar el SAT después de graduarse si quieren empezar una nueva carrera o volver a la escuela después de un año de vacaciones. No hay ninguna pregunta en mi mente: ¡sí! Si tiene previsto realizar el SAT después de la escuela secundaria, también es fácil de hacer. Cuando estés preparado para hacer el examen, ¡regístrate en el sitio web del College Board y empieza a estudiar!

Puedes tomar el sato después del instituto

Por qué los adultos deberían tomar el SAT

Puede hacer el SAT después de la escuela secundaria, que es algo fantástico. Las personas menores de 25 años son la población más habitual que reanuda el SAT. Retomar el SAT después de los 25 años puede ser ventajoso por varios motivos.

1. La decisión de aplazar la asistencia a la universidad o el regreso a la escuela

Tomar el SAT antes de aplicarse a la universidad es una buena idea para cualquiera que se plantee volver a la escuela después de un año después de la escuela secundaria o un adulto que vuelva a la escuela. Para aumentar sus posibilidades de entrar en la universidad, ahora es un buen momento para realizar la prueba SAT y aumentar su puntuación. Puede que se te permita saltar la prueba si tu escuela lo requiere.

2. Cambiar una puntuación negativa

Las puntuaciones SAT suelen ser válidas durante cinco años. Es hora de volver a realizar la prueba si no la has hecho en cinco años y estás solicitando una escuela o programa que lo requiera. Los solicitantes de las Universidades podrán verlo en su solicitud. Es posible que se esté vendiendo a pesar de que las puntuaciones de los exámenes nunca caducan realmente.

El SAT ya no es necesario por un creciente número de universidades como parte del proceso de solicitud. Los estudiantes mayores de 25 años no están obligados a realizar el examen en determinadas otras instituciones también. Si no está seguro de si tiene que repetir el SAT, consulte las oficinas de admisiones de sus posibles escuelas o sus sitios web.

3. Cambiar de institución educativa

Para estudiantes universitarios, el traslado puede ser una gran oportunidad. En algunas situaciones, volver a realizar el SAT para su solicitud de transferencia puede ser una buena idea para obtener una mejor puntuación.

Si la transferencia beneficiará al estudiante, es posible que tenga que aumentar su GPA para ser visto como un solicitante más competitivo por las escuelas a las que solicitan. Las asignaturas básicas de su primera universidad también pueden ayudarle, pero no se confía como sustituto de la preparación seria de la prueba.

GUÍA RELACIONADA  Corrija el error "Es posible que Internet no esté disponible" en Android [6 Easy Ways]

4. Préstamos estudiantiles y Postgrado

Con una puntuación SAT más alta, tiene más posibilidades de recibir becas que antes estaban fuera de su alcance. Las becas tienen diferentes formas y tamaños, y los criterios para concederlas son tan variados como los propios destinatarios.

Volver a tomar el SAT podría darle una ventaja si tiene previsto asistir a la escuela de posgrado. Si tiene intención de continuar su formación después de la licenciatura, una mejor puntuación SAT ayudará a su solicitud.

Después del instituto, cómo tomar el SAT

Una vez haya completado el proceso de matrícula en el sitio web del College Board, el siguiente paso es realizar el SAT. Cada mes o dos meses, College Board publica una lista de posibles fechas de prueba, con una fecha específica reservada para cada versión de prueba. A la hora de establecer su horario, deje mucho tiempo para estudiar. Aproximadamente un mes antes de cada sesión de pruebas, hay un plazo que debe cumplirse.

A continuación, tendrá que decidir una fecha y una ubicación. Normalmente es una universidad o institución cercana. Sin embargo, las personas con menos ingresos pueden estar exentas del pago de la tasa de prueba. Cuando llegue la hora de su examen, haga todo lo posible para llegar a tiempo y armado con una identificación válida. Es imprescindible que no se pierda la fecha de la prueba, que le puede costar dinero.

Consejos de preparación de exámenes para los SAT después del bachillerato

College Board y sus afiliados ofrecen herramientas y consejos gratuitos sobre cómo prepararse para el SAT. Tenga en cuenta cuáles son sus prioridades y cuáles son sus talentos y limitaciones académicos si busca consejos de preparación más generales.

1. Vuelva a examinar su base de conocimiento actual.

Dado que la prueba puede incluir material que no ha estudiado desde la escuela secundaria, asegúrese de que está preparado con los materiales de estudio y la información de la prueba más recientes. Pasajes de matemáticas y lectura que pueden ser más fáciles con el conocimiento histórico y el contexto están entre las muchas materias que trata el SAT. Resume lo que ya sabes.

2. Usa los recursos actualizados.

Las directrices de pruebas modernas pueden ayudarle a prepararse para volver a realizar el examen si es necesario. Las preguntas del SAT han ido evolucionando a lo largo de los años y la temática también ha cambiado. Las guías y pruebas del College Board actuales y anteriores sirven como excelentes ayudas para el estudio.

GUÍA RELACIONADA  El rango exterior de Prime Video llenará los dos picos y el agujero en forma oscura de tu vida

3. Aprovecha al máximo tu tiempo

Cuando se trata de preparar el SAT, encontrar el adecuado equilibrio es esencial. Como mínimo, debería reservar un mes o dos de su horario específicamente para estudiar. Asegúrese de estudiar hasta la prueba, de modo que pueda conservar la información en su memoria. Por eso, no desea sobrecargarse. Asegúrese de haber dormido lo suficiente la noche anterior y de llegar a tiempo a la prueba. Lo importante es que estés en el mejor estado mental posible.

4. Asegúrese de dedicar tiempo suficiente a la prueba

El SAT tiene dos secciones principales: una de lectura y escritura y otra matemáticas. Ambos requieren el mismo tiempo y tienen el mismo peso en términos de esfuerzo. Teniendo esto en cuenta, priorice sus puntos fuertes y débiles.

Los problemas matemáticos más difíciles aparecen más adelante en la prueba. Sin embargo, todas las preguntas tienen la misma ponderación y tienen un formato de elección múltiple. Está bien saltar o adivinar y volver a una pregunta si no la entiendes. Los últimos minutos de la prueba son una buena oportunidad para hacer sus mejores estimaciones, por si acaso.

No tenga miedo de escribir la prueba durante la parte de lectura. No dediques demasiado tiempo a reescribir o marcar todo el pasaje al anotar. Anote mentalmente las preguntas antes de leer el fragmento, pero no deje que esto le distraiga. Algunas de las respuestas de opción múltiple pueden incluir opciones distractoras a las que conducen las lecturas, pero no son lo que realmente quieren saber las preguntas.

5. La prueba no vale la pena tomarse demasiado en serio.

Nadie quiere sentirse ansioso antes de una prueba. Tener una mentalidad tranquila y concentrada te ayudará a rendir al máximo. Si necesitas volver a realizar el examen, puedes hacerlo. Por eso, lo mejor es evitar el estrés por las preguntas difíciles del examen.

Asegúrese de que tiene todos sus equipos y suministros antes de empezar su proyecto.
Lápiz, una calculadora y posiblemente pilas adicionales son todo lo que necesitará para la prueba. Evite la rotura de los lápices afilándolos con antelación y almacenándolos de forma segura. Es una buena idea ponerlos en práctica primero, por si acaso. Para acceder, necesitará un DNI válido y un carnet de admisión. ¡No tardes!

Deja un comentario