Qué coche conducía el tigre cuando se estrelló


Las autoridades informaron el miércoles de que Tiger Woods conducía casi 90 mph cuando perdió el control de un SUV en un tramo empinado de la carretera fuera de Los Ángeles, provocando un accidente que hirió gravemente a la superestrella del golf.

El sheriff adjunto Alex Villanueva dijo que la velocidad de Woods y la posterior falta de control fueron la culpa de la colisión que se produjo el pasado 23 de febrero. No habrá repercusiones para la tercera colisión de alto perfil del atleta en 11 años.

Qué coche conducía el tigre cuando se estrelló

El sheriff afirmó durante una conferencia de prensa que «la principal razón causal de este incidente de tráfico fue conducir a una velocidad inadecuada para las condiciones de la carretera y la incapacidad para manejar la curva de la calzada».

Según Villanueva, Woods estaba haciendo 84-87 mph (135-140 km/h) en una zona de 45 mph (72 km/h).

Es un tramo de carretera muy peligroso por la cantidad de accidentes que se producen y por las altas velocidades que realizan habitualmente los conductores. Justo antes del lugar donde se estrelló Woods, existe una vía de escape para los camiones que se escapaban debido a la pendiente de la carretera.

El capitán de la estación del sheriff más cercana al lugar del accidente, James Powers, afirmó que no había pruebas de que Woods intentara frenar y que los detectives sospechan que Woods pisó el acelerador en lugar del pedal del freno. Todos los airbags del SUV se apagaron porque estaba bien sujetado a su asiento.

Según la oficina del sheriff, Woods dijo a los diputados que no había tomado ninguna droga ni bebido alcohol antes del incidente.

Powers dijo que se habían abordado estas preocupaciones.

Sin embargo, los detectives no obtuvieron órdenes de cacheo para analizarle la sangre para detectar drogas o alcohol ni para revisar sus registros telefónicos. Las autoridades afirmaron que no tenían causa probable para obtener órdenes porque no habían encontrado ninguna prueba de conducción deteriorada o distraída. Las autoridades comprobaron al registrador de datos de la «caja negra» del SUV, que indicaba su velocidad.

No se han emitido multas por infracciones de tráfico. Según el sheriff, Woods autorizó la divulgación de información sobre el accidente.

GUÍA RELACIONADA  VPN Reduce la velocidad de Internet

En Twitter, Woods expresó el agradecimiento a quienes llamaron al 911 y al personal de emergencias que le asistieron tras el accidente y le llevaron al hospital.

Voy a seguir centrándome en mi salud y mi familia y quiero agradecer a todo el mundo el apoyo y el ánimo increíbles que he recibido durante este momento extremadamente difícil», dijo Woods en un comunicado publicado tras la conferencia de prensa.

Los informes indican que Woods dijo a los diputados que no recordaba conducir y que no sabía cómo ocurrió el accidente. Woods había regresado recientemente a casa después de su quinta cirugía de espalda, que había ocurrido dos meses antes del accidente.

El nativo de Los Ángeles estaba organizando su torneo de la PGA, el Genesis Invitational, en el Riviera Country Club cuando se produjo el accidente.

En Rolling Hills Estates, fuera de Los Ángeles, conducía un SUV proporcionado por el torneo cuando golpeó una media elevada. A 75 mph, el SUV desvió dos carriles de tráfico y se estrelló contra un árbol, arrancándolo (120 km/h).

El atleta se encuentra en Florida para rehabilitarse después de someterse a muchas operaciones, incluido un largo tratamiento para reparar varias fracturas en la tibia y el peroné en la pierna derecha. Se le colocó una varita en la tibia para ayudarles a estabilizarlos. El pie y el tobillo tuvieron que fijarle con tornillos y pasadores cuando sufrió más daños óseos.

Desde su primer torneo del PGA Tour como estudiante de secundaria de 16 años, Woods, que tiene ahora 45 años, nunca ha pasado un año entero sin jugar. Su intención era participar en el máster de este año, que comienza el jueves.

El cuatro veces ganador y residente de Florida Rory McIlroy afirma que se reunió con Tiger Woods el pasado 21 de marzo.

Fue agradable pasar unas horas conversando con él. «Fue fantástico volver a verlo», dijo McIlroy el martes desde el Masters. Fue agradable ver que estaba de humor feliz. La noticia del accidente y la descripción del estado del coche te dejan la impresión de que en los próximos seis meses estará postrado en la cama. Sin embargo, en realidad estaba actuando por encima de las expectativas.

GUÍA RELACIONADA  Protegido: ¿por qué los temas de las tragaperras son tan importantes y atraen a más jugadores?

Semanas después de la colisión, el sheriff lo declaró «puramente un accidente» y dijo que no había signos de deterioro. Villanueva respondió el miércoles a los cargos de trato preferencial para la golfista ya las críticas que recibió por calificar el accidente de accidente antes de que terminara la investigación.

Absolutamente falso, dijo.

Al preguntársele sobre la causa del accidente la semana pasada, Villanueva indicó que los investigadores habían encontrado la causa pero no revelaron nada. Para ello, dijo, necesitaba la bendición de Woods. El miércoles, el sheriff dijo que Woods, cuyo yate se llama Privacy, había dado permiso para que los resultados de la investigación se hicieran públicos.

Debido a las preocupaciones de privacidad del atleta, Villanueva tampoco publicó imágenes de las cámaras corporales de los diputados.

La tercera vez que un coche fue objeto de una investigación con Woods.

Sobre todo, la mañana después de la Acción de Gracias en 2009, su SUV pasó por una boca de incendio y se estrelló contra un árbol. La noticia bomba que había estado engañando a su esposa con muchas mujeres comenzó con el accidente de coche. Por conducción temeraria, recibió un billete de 164 dólares. Por si esto no fuera suficiente, Woods también perdió importantes avales comerciales, se registró en un centro de rehabilitación en Misisipi y no volvió a jugar al golf durante cinco meses.

Fue descubierto por los agentes de la ley de Florida durmiendo al volante en mayo de 2017. Tras su detención, afirmó que había reaccionado mal a la medicación para el dolor de espalda que le había prescrito su médico. Woods admitió su culpa por un cargo de conducción descuidada y buscó tratamiento por su estado de sueño y medicamentos en una clínica.

Deja un comentario